El juvenil cae en San Ignacio mereciendo más que una derrota

El juvenil cayó por 2 a 0 en un partido en el que la falta de lectura de la presión rival en el primer tiempo llevó a una derrota injusta en lo relativo al juego desplegado por ambos equipos. El juvenil del Santurtzi fútbol sala salió dispuesto a comerse al rival pero el empuje de los de Aitor Larrea impidió que la habitual presión asfixiante que realizan los del puerto llegará a buen fin. El juvenil del Bilbo se dispuso 3-1 en la salida de presión y la invariabilidad de la defensa individual llevó a algunos desajustes en cancha contraria. Mediada la primera mitad al juvenil le costaba salir de la presión Bilbotarra y fruto de este momento llegaron los dos goles bilbaínos en dos jugadas calcadas en las que los visitantes no pudieron progresar con garantías en ataque. Salvo en los minutos en los que un inspirado Ander de Diego dio orden y concierto al equipo.
Sin embargo en la segunda mitad, el Santurtzi salió a por todas y dispuso de hasta tres claras ocasiones para marcar, mientras que los de Bilbao hacían las suyas jugando a la contra otorgando en la segunda parte el balón al Santurtzi. Markel Rico dispuso de dos claras ocasiones para reducir la ventaja local en el marcador, sin embargo en la primera el acierto del portero y en la segunda la mala suerte impidió al menudo jugador santurtziarra marcar en ninguna de ellas. En esta segunda parte el Santurtzi mereció sobradamente el empate, sin embargo, los grandes siempre son los grandes y al final el Bilbo, que no gana la liga desde tiempos de Pablo Legorburu,  tiene media liga en el bolsillo y todo parece indicar que podrá romper la racha del otro ora imbatible Castro.

El juvenil cayó por 2 a 0 en un partido en el que la falta de lectura de la presión rival en el primer tiempo llevó a una derrota injusta en lo relativo al juego desplegado por ambos equipos. El juvenil del Santurtzi fútbol sala salió dispuesto a comerse al rival pero el empuje de los de Aitor Larrea impidió que la habitual presión asfixiante que realizan los del puerto llegará a buen fin. El juvenil del Bilbo se dispuso 3-1 en la salida de presión y la invariabilidad de la defensa individual llevó a algunos desajustes en cancha contraria. Mediada la primera mitad al juvenil le costaba salir de la presión Bilbotarra y fruto de este momento llegaron los dos goles bilbaínos en dos jugadas calcadas en las que los visitantes no pudieron progresar con garantías en ataque. Salvo en los minutos en los que un inspirado Ander de Diego dio orden y concierto al equipo.Sin embargo en la segunda mitad, el Santurtzi salió a por todas y dispuso de hasta tres claras ocasiones para marcar, mientras que los de Bilbao hacían las suyas jugando a la contra otorgando en la segunda parte el balón al Santurtzi. Markel Rico dispuso de dos claras ocasiones para reducir la ventaja local en el marcador, sin embargo en la primera el acierto del portero y en la segunda la mala suerte impidió al menudo jugador santurtziarra marcar en ninguna de ellas. En esta segunda parte el Santurtzi mereció sobradamente el empate, sin embargo, los grandes siempre son los grandes y al final el Bilbo, que no gana la liga desde tiempos de Pablo Legorburu,  tiene media liga en el bolsillo y todo parece indicar que podrá romper la racha del otro ora imbatible Castro.