ALLÁ CADA UNO CON SU CONCIENCIA

Astrabuduko (5) : Arkaitz, Ibai(1), Fran, Markel y Alberto (2). Tb jugaron: Manu, Iñaki (1) y Borja (1).
Santurtzi B (5): Alejandro, Iskander (1), Vázquez, Jagoba (1) y Rubén (1). Tb jugaron: Josu (1), Ander (1), Lete y Gabi.
Colegiado: Adrian Mirón del colegio Vizcaíno de Árbitros

Partido jugado el jueves 11 de mayo en el pabellón de Astrabuduko a las 21:00.

Permitidme que esta crónica sea redactada de manera diferente a lo que quienes seguís la temporada del Santurtzi B estáis acostumbrados. Lo vivido antes y durante el partido que nos enfrentaba al Astrabuduko ha sido una de las experiencias más tristes como amante de este deporte y de la competición deportiva de quien escribe esta crónica.

Vamos al relato puro y duro de los hechos y os dejo a vosotros lectores las conclusiones de dichos hechos.

El partido estaba programado para ser celebrado el sábado 6 de mayo a las 18:30 en el polideportivo de Astrabuduko. El martes 2 , justo antes de acabar plazo de fijar partidos por parte del equipo local sin que sea necesario acuerdo con el visitante, es cambiado , repito, por el equipo local al domingo 7 mayo a las 12:30 en el mismo polideportivo.

Cuando el domingo se presenta el Santurtzi B salta al campo a seguir su rutina de calentamiento pre-partido no habia nadie en el campo y hasta las 12:15 no salta el equipo local a realizar su calentamiento. Se presenta con 7 jugadores (seis de campo y un portero) y una persona que parece ser su entrenador, pero vestido con equipaje de Kukuyaga.

Al bajar las fichas al vestuario del árbitro, este no ha llegado y tras consultar en recepción quien era el árbitro designado, Adrian Mirón, arbitro y jugador con licencia del Kukuyaga, el entrenador del Astrabuduko trata de localizarle por teléfono pero no recibe respuesta.

Entonces ambos clubs decidimos llamar a la federación y en concreto al presidente de árbitros. En primer lugar habla el Astrabuduko. Al colgar, nos comunica que no saben en Federación que ha podido pasar y que en esos momentos y horas del domingo no pueden designar arbitro y que sin árbitro no se puede jugar un partido senior. Esto último suena raro y el Santurtzi B decide volver llamar al Presidente de Árbitros y este le confirma la primera parte de la conversación anterior pero que si se puede jugar el partido, siempre y cuando en una hoja sean escritas las personas que participan en el partido, el resultado final y la firma por parte de ambos delegados aceptando dicha acta. El papel de árbitro puede ser realizado por otra persona que acuerden ambos clubs ahí en el momento.

El Astrabuduko dice que no tiene delegado para el partido y se niega a jugar en estas condiciones expuestas por la Federación. El capitán del Santurtzi habla con jugadores del Astrabuduko y estos le comunican que el sábado 10 jugadores de la plantilla tenían una boda y que habiendo posibilidad de arrastres desde categorías superiores no están salvados y que no quieren jugar.

Sin arbitro y sin rival, el Santurtzi B se tuvo que volver para la villa morada a la espera de que se fijara nuevo horario. Este quedo establecido para el jueves 11 mayo a las 21:00 en el mismo pabellón y con el mismo arbitro. El jueves no hubo incidencia alguna para comenzar el partido. La novedad fue ver al rival calentar más de 15 minutos como había realizado el domingo.

Breve resumen del partido. Inicio de tanteo por ambos equipos. Mediada la primera mitad queda suelto balón en el área que Josu remacha de zurdazo para adelantar a los morados. Sin descanso en la siguiente jugada, un buen 2 para 2 en banda derecha es terminado de disparo cruzado por un ala local para batir a Alejandro. Luego vino el arreón morado que de dos zarpazos de Rubén raso y de Jagoba al pivotar sobre un saque perfecto de Alejandro establecieron el 1 a 3 en el marcador al descanso.

En la reanudación, un fallo en salida es robado por Astrabuduko quien realiza una buena transición y bate a Alejandro para acortar distancias. Un nuevo arreón morado sirvió para volver a marcar por partida doble por parte de Ander e Iskander y poner el 2 a 5 en el marcador.

Y ahí vino la actuación decisiva del árbitro. Sería casi imposible relatar en pocas líneas lo vivido a partir de esos momentos. Señaló 2 penaltis, el último de ellos (que supuso el empate final) pitado a casi 30 metros del balón y que directamente se inventó a falta de 2 minutos, expulsó a Rubén por decir algo que él no había dicho y cosió a faltas y equivocándose en todas sus decisiones en contra del los morados. Esto desconcentró a los jóvenes santurtziarras, si bien no lo justifica, quienes acusaron la situación del juego. El Astrabuduko supo aprovecharlo y anotar 3 goles para empatar el partido. A destacar la actuación de Alejandro quien paró uno de los dos penaltis. El portero jugador planteado por morados no dio en el clavó y el marcador no se movió. 5 a 5 resultado final.

Un punto que hace que el equipo Santurtziarra dependa de una victoria local del Servigraf frente al Goiztiri en la última jornada para poder alcanzar el ascenso a Preferente. Recordad esto es futbol sala y es un deporte mágico. Seguiremos luchando y trabajando hasta el final.

Permitidme que termine esta extensa crónica con una reflexión. En la competición deportiva, te enfrentas a un rival, si este compite con honor, el resultado final será el que sea pero merece tu respeto. El Santurtzi B no puso el partido el domingo ni se presenta a un campo sin la intención de jugarlo. Allá cada uno con su conciencia.

Animo Santurtzi !!!!!!!!!!!!!